2017 Ago 14 By midsevewebfest 0 comment

En el caso del mareo, la noción de remedio es en cierto modo errónea, ya que la prevención es el objetivo principal, y normalmente es difícil deshacerse de las náuseas hasta que la tierra firme está tranquilizadoramente cerca. Puede que necesite salir a navegar varias veces para ver qué forma de prevención funciona mejor en usted. El Stugeron tiene buena fama, pero algunas personas responden bien a antihistamínicos, tales como la Dramamina o la Marcina. Cualquiera de estas pastillas se tiene que tomar con cierta anticipación para ser eficaz. empezando, si es posible, el día anterior a la primera travesía. Algunos tripulantes se decantan por la homeopatía: otros, por esos apósitos mágicos que se pegan detrás de las orejas, mientras que hay quienes no salen jamás a la mar sin llevar sus pulseras antimareo que, supuestamente, trabajan bajo el principio del punto de presión. LLeve siempre la ropa adecuada para navegar

Los tripulantes novatos tardan cierto tiempo en apreciar la importancia que tiene estibar bien las cosas antes de zarpar. Una vez que un barco de motor está en marcha, cualquier cosa que se pueda soltar, probablemente lo hará. Empiece por su equipo personal en su propia litera o cabina, asegurándose de que to do está metido dentro de su bolsa de viaje y está colocada en algún lugar seguro, o bien colocado en los armarios y cajones. A menudo, los tripulantes se asombran del caos con que se encuentran al abrir la puerta de su cabina tras una travesía movida. Después de fregar o de utilizar la cocina, asegúrese de que no queda nada que se pueda caer sobre las superficies de trabajo.

Deja un comentario