2017 Ago 12 By midsevewebfest 0 comment

Como tripulante de un barco de motor, un novato no se expondrá, generalmente, al rigor de los elementos tanto como la cofradía velera. Sin embargo, en las aguas del Reino Unido por lo menos, necesitará ir equipado para travesías húmedas a tierra en el bote auxiliar, o para trabajar en cubierta bajo la lluvia al fondear o atracar. En estas circunstancias no se tarda mucho en quedar empapado, por lo que es imprescindible un traje de agua completo. Un traje de dos piezas es infinitamente mejor que un chubasquero o gabardina, ya que este último actuará como una tubería de desagüe altamente eficaz para dirigir el agua directamente a las piernas y a los pies

El precio de la indumentaria náutica para mal tiempo varía desde el caro hasta el monstruosamente caro, por lo que tendrá que encontrar un equilibrio difícil entre gastar po- co y comprar un equipo que cumpla su cometido. Si está en la etapa exploratoria de la navegación y no sabe si se incorporará definitivamente a la vida náutica, probable mente preferirá evitar gastarse una pequeña fortuna. Pero recuerde lo que puede ser un atardecer lluvioso en Inglaterra e imagínese de pie en cubierta, desconsolado mientras su patrón se dedica a recorrer lentamente la ma- rina buscando un atraque adecuado. Créame que, en tales circunstancias, la mayoría de los tripulantes empapados fir marian gustosamente un cheque bastante sustancioso por estar secos y calientes dentro de un traje de agua a toda prueba, con una chaqueta con capucha y sin pequeños orificios Como calzado sin lugar a dudas lleve un par de zapatos náuticos de piel, cómodos para cuando el tiempo sea cálido y seco; pero compre también un par de botas de agua. Estas (y los zapatos también) deben tener suela antideslizante y ser lo suficientemente grandes como para albergar un segundo par de calcetines gruesos. Las botas de agua no son caras y son indispensables para el tripulante de cual- quier tipo de barco Las manos frías pueden convertir pronto a un tripulante en un riesgo sobre la cubierta, por lo que merece la pena invertir en un buen par de guantes de esquí.

Otros artículos que conviene incluir en la bolsa del equipaje son: Un cuchillo afilado. Yo prefiero el tipo marinero que va en una funda de piel; pero si prefiere una navaja con montones de accesorios, asegúrese de que tiene un sacacorchos decente Un despertador que no suene como si fuera una bomba de relojería, preferiblemente uno que no tenga una alarma insoportable. Una calculadora, por si tiene necesidad de involucrarse en la carta de navegación. Un par de prismáticos compactos, si puede conseguirlos. Los modelos pequeños de bolsillo no son tan eficaces en la mar como un buen par de 7×50, pero, a pesar de ello merece la pena tenerlos a mano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *